viernes, 30 de marzo de 2012

Preocupaciones

Anoche, pasando por Duro de Domar, la encuentro a Malena Pichot.

Es la bien conocida "Loca de mierda".  Copada la mina.  Autodefinida como burguesa clase media superior.  Es decir, tiene guita y preocupaciones banales.  Así como yo pero con más guita, ella claro.

Todas las preocupaciones son valederas sin importar raza, credo, sexo o lo estúpida de esas preocupaciones.

El caso de esta mina, que me llevó a reflexionar, era sobre que se "preocupaba" por cómo en los comerciales, digamos, divertidos, las minas cumplían un rol de "acompañante" o meramente de objeto sexual o deseo.  Se basaba que en comerciales tipo de cervezas, donde hay joda, etc las minas no hacen nada más que provocar a los protagonistas masculinos.  La verdad que es una cagada.

Y, dando un paso más a ser mina, la entiendo.  Porque todo se agrava cuando cambias de comercial (porque en la tele ya no hay canales o programas, son todas pautas publicitarias) y ves que la mina adquiere el rol de centro de escena cuando tiene dificultades para cagar, lavar el inodoro o desangrarse, mínimo, una vez por mes.

Siguiendo un poco lo contado por Male (porque, claro, somos amigos y yo le digo Male y el me dice homosexual reprimido.  Todo con cariño), el tema y gran gran metida de pata de la psicología inducida por las publicidades es que las minas terminan queriendo ser ese objeto de deseo.  Y es así que te encontras con cada ridícula que esta más buena que comer pollo con la mano pero que, seguramente, no vas a poder hilar más de dos palabras.

Tal es el caso de:



Sé que no ganaré adeptos masculinos en esta cruzada en erradicar la pelotudez pero qué se yo.  La mina fácil no va.  La idiota, descartala. Buscate a alguien con quien puedas debatir sobre la idea del Gran Hermano (la de Orwell, no la de Peluffo).  Es díficil, lo sé.

Pero sí, son preocupaciones de clase media aburguesada.  Tengo laburo, auto, internet, comida, ropa, casa, artefactos electrónicos que acomodan mi vida, ¿qué importa el resto?  Será cosa de seguir viendo comerciales y ver qué pasa.

Por ejemplo, ahora me estoy preocupando si los fideos que acabo de amasar se secarán adecuadamente.

(Receta acá, gracias Al)

No hay comentarios:

Publicar un comentario