sábado, 28 de abril de 2012

Jet

Te encontré.
He pasado días y noches buscándote en los túneles de mi memoria, pensando que algún mecanismo de defensa de mi consciente te estaba impidiendo salir a flote, a encontrarte nuevamente.
A veces, sin querer, susurre tu nombre.  Quise sentirte cerca.
Si hasta también pregunte por vos a amigos en común.
Algunos no querían decirme nada, tal vez por falta de información, tal vez porque pensaban de dónde salían mis ocurrencias.  Otros, sin embargo, me han dado su ayuda desinteresada, me marcaron el mapa por donde te hallabas.
Ya no podía concentrarme como debía.  Recorría el tiempo sin el espacio, la continuidad de los elementos parecía disolverse en la melodía de tus versos.
Puede que suene un tanto rebuscado, cursi también pero desde esa noche donde te sentí de forma diferente, donde logré escucharte entre el ruido, no pude olvidarte.
Ahora, ahora es diferente.
Volviste a mí y nada puede mejorar este sábado gris más que tu lírica a mi lado, sonando en altavoz.


Me pase toda la semana tarareando el tema, sabiendo solo el "One, two, three, nanananana nana nanana nana, girrl"
Gracias a los que me escucharon y aún más al grande del código binario que me tiro la data acertada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario