jueves, 17 de mayo de 2012

Update



J dice:
y porq estas ofuscado?
Diego dice:
Porque tengo noni, me siento maso de ánimos y porque quiero comprarme un teléfono y, al parecer, voy a tener que esperar hasta el lunes porque personal no brinda un cambio de equipo conservando el mismo número por teléfono o Internet.
Es decir, tengo que ir a una oficina comercial a que hagan la gestión.  Putos, bien putos son.
Lo bueno que hoy me llamo una mina re copada,  la mejor onda y me explico todo lo más bien.  Pero me dijo que no iba a ser posible la gestión de esa manera.  Encima, yo amo que me lleguen cosas por correo, me siento importante y experto, como un 2.0.  Es re pro que venga alguien del correo ponele al laburo o casa  a dejarte algo bien copado, como un celular.
O como aquella vez que pedí las zapatillas de netshoes y vino oca a entregármelas.  Fue genial, casi orgásmico. 
Y aún recuerdo cuando la misma página me dio unos vouchers para despilfarrar y pedí una musculosa reef y me la trajeron a casa.  No estaba, la recibió papá y me contó que el del correo vino hasta con un cana.  Eso es SER IMPORTANTE. 
Y ahora me siento mal porque tengo que ir a una oficina comercial, algún agente oficial, a alguien que me atienda cara a cara y esto se podría hacer por Internet, sin tener que conocer a nadie, esperando en la comodidad de mi casa a que golpeen las manos y yo, así, ilusionado, esperando el momento, salga a abrir la puerta y encontrarme con el despachante.  Es como la mañana de navidad.  Para mí,
Es la misma sensación que debe de tener un jugador de algún deporte cuando se entera que lo convocaron para la selección.  O como cuando ganas el super mario 2 o como cuando completas un álbum de figuritas.
No sé pero me rompieron la emoción con un dulce tono de voz.



A todos aquellos...

Tengo celu nuevo.  Me actualicé.  Luego de casi cuatro años con mi gran amor de bolsillo, opté por uno con sistema operativo android  y otras boludeces.
Además, como si esto fuera poco, esta a abono.  Es decir que casi tengo crédito todo el tiempo.
Ahora pueden cerrar las bocas de asombro, bajar un poco las cejas y dejar de putear al aire por algo que no pueden creer.  A todos nos llega este momento.
Ahora me llega cuando menos preciso es.  Sé que te dije que lo quería hacer hace tiempo, tenerte gratis en todo pero no todo viene de arriba.  Hoy en día pago a cuenta gotas los errores que en un momento me parecían solo formas de demostrar nada.  Es así, no conseguí nada.
Dentro de mi autoreproche, no caben dudas de que soy el peor juez y el mejor condenado.  Ayer dije otra vez que la noche es la puta más cara y menos complaciente.  
Si te pudiera contar una historia más e invitarte a inventar.
No sé.
Tal vez me baje alguna aplicación que pretendan ser huevos y borre la parte del orgullo.
Pero... Nada.  Todos putos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario